Instituto de investigacion
  • en


Reducir la brecha entre la doble carga del cáncer y la falta de vivienda. Cancerless

Reducir la brecha entre la doble carga del cáncer y la falta de vivienda. Cancerless

  • 15/12/2023

El cáncer es una de las principales causas de muerte en Europa, pero no afecta a todos por igual. Tomemos como ejemplo a las personas sin hogar. Mientras que el cáncer afecta negativamente a quienes ya son vulnerables, muchas personas también luchan simultáneamente por encontrar refugio y sortear las barreras y los retos que supone acceder a unos servicios sanitarios adecuados. En este artículo analizamos las dificultades a las que se enfrentan quienes soportan el peso de esta doble carga.

 

Un ángulo polifacético

Experimentar la falta de hogar empuja a las personas a situaciones en las que pueden tener direcciones irregulares o estar indocumentadas y no tener dirección alguna. Por lo tanto, las personas sin hogar suelen quedar excluidas del acceso a los servicios sanitarios, a la seguridad social y a los sistemas de justicia social. Esto dificulta enormemente que estas personas se beneficien de la prevención primaria y de las pruebas de detección de muchas enfermedades, incluido el cáncer. Sin embargo, uno de los mayores retos de la atención sanitaria en general es que, para empezar, este tipo de cribado y prevención no se lleva a cabo de forma suficiente. La situación se complica aún más por el hecho de que las personas sin hogar se enfrentan a diario a prejuicios, estigmas, falta de aceptación y discriminación.

Además, los proveedores de atención sanitaria y comunitaria pueden tener dificultades para garantizar una atención y un apoyo suficientes a las personas sin hogar. Por ejemplo, los profesionales sanitarios de primera línea se enfrentan a un reto fundamental a la hora de llegar a las personas sin hogar que necesitan atención sanitaria. Esta doble carga complica tanto la prestación de asistencia por parte de los profesionales sanitarios como la accesibilidad de los servicios sanitarios para las personas sin hogar. Además, la fragmentación de los sistemas sanitarios supone un obstáculo añadido a la hora de ofrecer una atención integral a las personas sin hogar.

 

Conclusiones de la investigación

Se cree que las probabilidades de desarrollar cáncer son dos veces mayores entre las personas sin hogar que entre las que tienen una vivienda adecuada. CANCERless.EU, un proyecto cuyo objetivo es mejorar el acceso al cribado y la prevención del cáncer entre las personas sin hogar, presenta conclusiones similares. Los resultados iniciales de este proyecto subrayan la necesidad de aumentar la disponibilidad de información y el acceso al cribado, la prevención, el tratamiento y la atención del cáncer en los distintos géneros y grupos de edad.

 

Defensa y acción en medio de las prioridades de salud pública

La falta de vivienda va más allá de la salud individual y afecta al bienestar de la sociedad. Las consecuencias para la salud pública no se limitan a los problemas de salud personales, sino que también afectan a las comunidades locales y nacionales. Por ejemplo, más allá de los efectos individuales, la falta de vivienda agrava las disparidades sanitarias, sociales y económicas, afectando a los servicios sociales y a la salud de la comunidad.

Abordar el problema de las personas sin hogar no es una mera preocupación sanitaria, sino una obligación social polifacética, crucial para fomentar la equidad y mejorar el bienestar general de las comunidades. En consecuencia, las sociedades y los sistemas sanitarios deben tener en cuenta múltiples prioridades y asignar recursos para abordar este complejo problema. Por ejemplo, entre los muchos problemas de salud a los que se enfrentan las personas sin hogar, destaca el cáncer. La falta de acceso a pruebas preventivas por parte de estas personas suele retrasar el diagnóstico de diversos tipos de cáncer. En consecuencia, el tratamiento de las enfermedades se vuelve extremadamente difícil, lo que se traduce en tasas de supervivencia más bajas. Esto contribuye al hecho de que, como muestra la investigación del proyecto Cancerless, la tasa de mortalidad por cáncer entre las personas sin hogar es más del doble que la de la población general.

Se prevé que tanto el sinhogarismo como el cáncer aumenten drásticamente en las próximas décadas. Por lo tanto, es crucial que los responsables políticos y las partes interesadas tomen medidas colectivas y garanticen que nadie tenga que enfrentarse a la carga de esta doble crisis. Esto exige el diseño, la aplicación, la aceleración y la evaluación de una política holística, equitativa y compasiva, que garantice que la cobertura sanitaria no sea sólo un lujo para unos pocos, sino un derecho humano básico y universal para todos. Todo ello con independencia de la situación de vivienda y trabajando por una visión largamente acariciada: forjar una “Europa para todos”.

¿Le interesa CANCERless.eu? Lea más información sobre el proyecto en el sitio web: cancerless.eu

  • Post Categories
  • News